Banner Superior

¿Cómo preparar un lunch escolar divertido?

 

 

 
Las madres tienen la capacidad de buscar la creatividad para todo lo que se refiere a incentivar a los niños a que hagan determinadas cosas, y las comidas no son la excepción. Estimularlos con recetas infantiles divertidas para que coman alimentos necesarios para su desarrollo, y que muchas veces no les gustan, como los vegetales o frutas, es una gran opción.

Con esta idea en mente, te mostraré cómo preparar un lunch escolar divertido.

Usa la creatividad
Es ideal que primero pienses los ingredientes que irán en tu plato, luego puedes empezar a jugar con diseños o formas. Las más fáciles son las ensaladas porque nos permiten hacer caras, flores u objetos divertidos. Una buena forma de ayudarte a ser más creativa es comprar moldes con formas -de corazones, casas, árboles- de esta manera cuando hagas tartas o comidas con masas o para la merienda puedes utilizarlos.

Combinar colores
Los colores fuertes y variados atraen mucho a los más chicos, no dudes en optar por mezclar vegetales de distintos colores. Por ejemplo, para un wrap elige vegetales variados o los mismos, pero todas las opciones como los pimientos rojos, verdes y amarillos. ¡Un plato lleno de color le dará más ganas de comer toda la comida!

Comidas con formas
Los fideos son un plato ideal para un lunch divertido porque vienen en formas de personajes o formas divertidas. Las sopas de letras también son una buena opción. Es una manera muy sencilla de hacer un plato divertido y a la vez saludable.

Déjales mensajes o dibujos
Una opción divertida y también práctica es dejarle mensajes divertidos en sus almuerzos. De esta forma, lograrás que se sorprendan a la hora de comer. Puedes hacer dibujos o escribir mensajes formando letras con la comida. ¿Qué te parece el corazón de la imagen?

Platos con formas
Otra forma de hacer un almuerzo divertido es usar platos de colores y con formas. Los colores y las formas son un incentivo para que los niños coman y se diviertan al mismo tiempo. Si bien requiere más tiempo, es un lindo gesto quieran comer toda su comida y no les resulte “fea y aburrida”. Para los que no comen muchas frutas y verduras, es la manera ideal de incorporarlas a su dieta.

Mira estas otras opciones de platos para niños, divertidos e ingeniosos para recrear e inspirarte para los almuerzos de la vuelta a clases:

¿Qué te parecieron estas ideas de lunches escolares?